Acto académico de graduación 2022

El pasado jueves, 26 de mayo tuvo lugar el Acto Académico de graduación del alumnado que finaliza sus estudios en el Instituto Aguilar y Eslava de Cabra, cocretamenten los estudiantes de Bachillerato de Ciencias, Humanidades, Artes, así como los correspondientes al Grado Medio de Formación Profesional -Atención a personas en situación de dependencia- .

Después de dos años de pandemia, volvía este tradicional y brillante acto académico al Teatro Municipal «El Jardinito» con la participación de un numeroso público y la retransmisión en directo por las cámaras de la televisión local Atalaya TV.

Se iniciaba el Acto Académico  con la proyección de un vídeo institucional sobre la historia y la realidad educativa actual del Antiguo Real Colegio de la Purísima hoy Instituto de Educación Secundaria «Aguilar y Eslava».

A su finalización tendría lugar la primera actuación musical a cargo del estudiante Antonio Jesús Rodríguez Porras, conocido artisticamente como “Kaito”, que interpretó un rap de estilo libre muy aplaudido.

Seguidamente, tomaría la palabra el director del centro, Salvador Guzmán Moral, que recordó la efeméride principal que este año se celebra: el 175 niversario como Instituto (1847-2022); así como la concesión por este hecho, de la placa de Alfonso X El Sabio y el galardón del Diario Córdoba de Cordobeses del Año. Guzmán tendría palabras de felicitación y agradecimiento al Rector de la UCO, presente en el acto, con referencias a la colaboración permanente entre el instituto egabrense y su universidad. Por último, insto a los estudiantes que se graduaban a seguir trabajando en su inmediato futuro.

Por su parte, la vicedirectora, Alicia Granados Camacho, comunicaba la  ampliación de la oferta educativa del Instituto para el curso que viene con un nuevo Ciclo de Grado Superior de FP en Integración Social y felicitó al alumnado por lo bien que ha soportado estos duros años de pandemia y limitaciones sociales.

El profesor, Juan Antonio López Rueda, en representación del Claustro de profesorado, a pesar de su esfuerzo por ser breve, recordó elocuentemente al alumnado y a sus familias la estrecha implicación en sus vidas del Instituto, al que le han dedicado miles de horas haciendo de su paso por él una referencia especial en sus vidas. Igualmente subrayó los profundos cambios vividos en la educación en estos cursos de crisis sanitaria y como se ha progresado en la digitalización y el empleo de nuevos medios tecnológicos, que han cambiado definitivamente la educación y su práctica. Elogió y agradeció el trabajo y dedicación del profesorado en todo ello.

Las intervenciones, siempre esperadas del alumnado, vendrían precedidas de una segunda actuación musical, del estudiante Diego Fuentes Serrano al piano que interpretaría con maestría el Nocturno opus 15 nº2 de Chopin.

A continuación, intervendrían los representantes del grupo Bachillerato de Ciencias y Tecnología: Laura Roldán Jiménez y Álvaro Pallarés Chamorro. Por parte del grupo de Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales: Raúl Repullo Villar y Marta Alguacil Peña. Representando al Bachillerato de Artes tomaron la palabra: María Luque Laredo y Antonio Jesús Rodríguez Porras. Y finalmente, por el Ciclo de Formación Profesional grado medio – Atención a personas en situación de dependencia- , Araceli Dorado y Ester Carrillo.

En todas las intervenciones los estudiantes arrancaron la sonrisa del público asistente relatando vivencias y anécdotas de su periplo escolar; cada intervención estuvo amenizada con la proyección de videos que ilustraban su paso por el Instituto.

Una úlima actuación musical daría pie a las intevenciones institucionales. El estudiante Miguel Carrillo García interpretó magistralmente al violonchelo el Preludio de la 3ª Suite de J.S. Bach. Y con Diego Fuentes Serrano, al piano interpretarón conjuntamente el Paño Moruno de Manuel de Falla correspondiente a la obra siete canciones populares.

La intervención del Rector Mágnifico, D. José C. Gómez Villamandos, en representación de la Universidad de Córdoba, giró en torno a la importancia de la enseñanza preuniversitaria y el papel que la UCO tiene en la dinamización social y economica de la provincia. Resaltó la relevancia del Instituto Aguilar y Eslava en la historia de la educación y, especialmente, el papel de las familias en todo este proceso educativo y personal de los jóvenes, a los que pidió un aplauso de agradecimiento y reconocimiento. Por último, también reconocería el esfuerzo conjunto mantenido con el Ayuntamieno de Cabra en los últimos tiempos para hacer realidad la instalación en nuestra ciudad de una futura escuela universitaria de Fisioterapia.

Por su parte, el Alcalde de  Cabra, Fernando Priego Chacón, como máxima autoridad local cerraba el acto con palabras afectuosas hacía los jóvenes estudiantes que se graduaban, a los que se sentía muy próximo como antiguo alumno del Aguilar y Eslava. Felicitaba a la dirección del centro, a su claustro y a las familias por su implicación, y reconocía el trabajo institucional de actual Rector de la UCO en hacer realidad el proyecto de convertir Cabra en ciudad universitaria.

Finalizadas esta últimas intervenciones, se procedería a la entrega de orlas y becas del instituto-Fundación Aguilar y Eslava, a todos y cada uno de los estudiantes que finalizan estudios y también un pergamino-recuerdo al Rector Magnífico de la UCO, José C. Gómez Villamandos, entregado por el Alcalde y el Director del Instituto.

El himno estudiantil Gaudeamus Igitur, pondría punto y final a este importante Acto Académico.